BLOG, CRECIMIENTO PERSONAL

Cuida tu poder personal.

Tu poder personal, es lo más valioso que tienes, es lo que te hace únic@, especial, diferente…entonces ¿porqué muchísimas veces cedemos nuestro poder a otra persona por miedo a algo?

Hemos cedido nuestro poder muchas veces, muchas de ellas porque se suponía que teníamos que hacerlo, influenciados por la sociedad, por el famoso «qué dirán»…

Eres un ser poderoso desde que naciste, tienes un inmenso potencial aunque nadie todavía no te lo haya dicho, y por tanto, puedes crear tu realidad. Sin embargo, aún hay pocas personas conscientes de esto.

No hemos sido educados ni entrenados desde este paradigma, sino todo lo contrario, hemos sido educados para someternos a unas reglas y normas impuestas por la sociedad, por nuestra familia, escuela,…En definitiva para obedecer no para pensar, ni destacar.

Lo ideal sería aprender a relacionarnos con los demás desde la esencia de cada uno, sin pisotear ni manipular para conseguir algo de esta persona, de esta manera nuestras relaciones serían mucho más sanas y en consecuencia esto tendría un gran impacto en el mundo. ¿No crees?

Cuando se habla de ceder nuestro poder personal, las relaciones en las que más está presente esta situación son las de pareja. ¡¡Cuántas veces hemos cedido todo nuestro poder personal a nuestra pareja!! o a alguien que parecía que nos haría felices, por miedo al abandono, perdiendo así completamente, nuestra libertad personal y nuestra propia personalidad, creando de esta manera relaciones de dependencia emocional o apego.

pareja, poder personal, espacio, libertad

La buena notícia, es que cada vez que cedemos nuestro poder a nuestra pareja, a un jefe, amig@… o a quien sea, esta relación deja de funcionar correctamente, mostrando señales de posesión, control, manipulación…

Gracias a estas señales, una vez más la vida nos está enseñando que este no es el camino correcto y que nuestro poder es lo más valioso que tenemos y que por tanto debemos tomar cartas en el asunto. De lo contrario seguiremos repitiendo relaciones de dependencia o control con otras personas, hasta que aprendamos a decir basta y a poner límites, aunque a veces nos duela.

En definitiva la vida quiere que aprendamos a ser felices por nosotros mismos, sin tener que buscar a nadie por necesidad, debido, en muchas ocasiones, por miedo a la soledad o por creencias falsas impuestas, de esta manera podremos relacionarnos con los demás de una manera sana y atraeremos relaciones personales maravillosas!!

buenas relaciones, empatía

Cuida y protege tu poder personal, ¡¡Es tu mayor tesoro!!

Un abrazo!!

Malén

Si tienes alguna consulta respecto a este tema, no dudes en escribirme al: info@malenmulet.com o bien escribe en los comentarios que verás justo aquí debajo. Será un placer poder leerte y aportar mi experiencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.